Adif licita la reparación de goteras de la estación

Adif licita la reparación de goteras de la estación

Adif ha licitado las obras para la reforma integral de la cubierta de la estación de Ávila, situada en la línea férrea de ancho convencional Madrid-Hendaya. La licitación cuenta con un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto total de 172.620 euros.

El objeto del contrato es impermeabilizar la cubierta de la estación para solventar los problemas de humedades que puntualmente ha venido presentando el edificio y que ha sido objeto de actuaciones anteriores. Se retirará la cubierta de pizarra, aunque se reutilizarán las pizarras que continúen siendo válidas, y se pintarán las estancias afectadas por los problemas de humedades.

La línea Madrid Irún se concibió en origen como un ferrocarril que uniera Madrid con Bilbao y Bilbao con Irún por la costa, aunque finalmente, tras diez años de tratar de iniciar el proyecto, en 1855, Alonso Martínez promulgó la Ley de Ferrocarriles. El primer tramo del proyecto, que uniría Madrid con el Ebro, finalmente por Miranda de Ebro, era el tramo Madrid – Valladolid, que tuvo una subvención de 330.000 reales de vellón por kilómetro. Hubo dos proyectos de trazado, uno desde el Sur de Madrid atravesando el Puerto de Las Pilas, propuesto por el ingeniero abulense José Almazán, y otro sobre el actual trazado de la A6. Una vez desestimado este último, la Diputación de Segovia planteó una alternativa por Segovia que ganó en las votaciones por 6 a 2, aunque presentaba peores condiciones climáticas -Navacerrada- y de velocidad de construcción, pero era 18 millones de reales más barata.

Se consideró un error político y un despilfarro del erario, pues se calculaba un mantenimiento de la línea mucho mayor por Ávila que por Segovia. Entre las alegaciones del proyecto por Segovia figuraba “que no hay punto de comparación entre la población, riqueza e industria de las zonas que recorren ambas líneas, estando todas las ventajas actuales y futuras de parte del trazado por Segovia”. Sin embargo se aprobó la línea por Ávila porque faltaban varios documentos en el proyecto a través de Segovia y se sospechaba que se ocultaban datos que perjudicarían dicho proyecto.

La subasta para la construcción del tramo se llevó a cabo el 15 de octubre, Santa Teresa, de 1856 y conllevaba la obligación de unir la estación del campo de Tela con Atocha, otorgándose por Real Orden tres días después a la Sociedad General de Crédito Moviliario Español, que disponía de cinco años para unir Madrid y Ávila y cuatro más para llegar a Valladolid. En mayo se modificó la línea para hacerla pasar por El Escorial en vez de por Brunete y Valdemorillo y se hizo necesaria la construcción de una nueva estación, la de Príncipe Pío y del Puente de Los Franceses.

Las obras fueron dirigidas por ingenieros franceses, al frente de los cuales se encontraba el Ingeniero M. Fournier, que designó para el tramo Madrid Ávila al ingeniero León Lalane, y se estableció como inicio de explotación de la línea Ávila Madrid el 1 de julio de 1863, aunque el 4 de marzo ya estaría disponible la línea Ávila – Sanchidrián.

Se electrificó el trayecto en 1920, y en 1928 se concluyó la doble vía. Los primeros trenes automotores se probaron en la línea Madrid – Ávila en 1932, consiguiéndose realizar el trayecto en 1 h. y 15 min.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )