Un año de lucha contra la minería en el Valle del Corneja

Un año de lucha contra la minería en el Valle del Corneja

La plataforma “No a la mina en el Valle del Corneja” cumple su primer año de lucha de los pueblos amenazados por el expediente minero Sonsoles 1.138, interpuesto por la empresa Transportes, Excavaciones y Hormigones Sonsoles, S. L.

Recuerdan que los municipios afectados son Tórtoles, Becedillas, con Casillas de Chicapierna, Zapardiel de la Cañada y Bonilla de la Sierra, con sus anejos Cabezas de Bonilla, Pajarejos y Rivera de Corneja.

Los portavoces de la plataforma ponen de manifiesto que, a pesar de haber presentado 4.500 recursos de alzada contra el mismo, a finales de marzo de 2017, siguen a la espera de que se resuelvan dichos recursos, ya que la Administración tan solo les ha comunicado que se encuentran en tramitación. Hasta que la Dirección General de Energía y Minas de Castilla y León no se pronuncie, la empresa minera no podrá iniciar las labores de prospección solicitadas.

Desde la Plataforma también recuerdan la existencia de un segundo expediente, Villatoro 1.143, que abarcaría a Bonilla de la Sierra, Casas del Puerto de Villatoro, Tórtoles y Becedillas, y contra el que no han podido llevar a cabo ninguna acción al respecto, a pesar de conocer su existencia desde abril de 2017, ya que no se ha publicado su resolución final en el Boletín Oficial de la Provincia. Ambos proyectos abarcarían un total de 100 cuadrículas mineras.

Impulsados por la necesidad de parar la minería a cielo abierto, que conllevaría la destrucción de las actividades económicas de la zona, afrontan su segundo año con nuevos proyectos que pasan por la nacionalización e internacionalización de su lucha. “Este es un problema que va más allá de lo local”, reconocen, ya que “son varios los proyectos mineros que están surgiendo en España y varias las plataformas que luchan contra los mismos, por lo que estamos iniciando conversaciones con algunas de ellas para acometer nuevas acciones a nivel nacional, al tiempo que daremos a conocer nuestra problemática a nivel internacional. Y en esta nueva fase iremos, como hemos hecho casi desde el comienzo, de la mano de las otras dos plataformas abulenses, “No a la mina en la Sierra de Ávila” y “No a la mina en la Sierra de Yemas””, bajo el lema “La mina no nos mina”, “comprometidos con una causa justa: salvar la tierra, el modo de vida y el medio ambiente, defendiendo la dignidad del mundo rural frente a la prepotencia de los intereses empresariales. El problema minero tiene que pesar en las próximas elecciones y ser el ADN de unos partidos políticos que no tienen que dar permiso para la ejecución de las obras a las multinacionales mineras. Nos gustaría saber qué hay detrás del silencio de muchos políticos en esta problemática y que estos observaran cómo, de un valle despoblado y envejecido, sale una auténtica marea de camisetas verdes, capaz de lo que sea por salvar nuestra tierra”.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )