Asaja hace balance de un año “catastrófico” tanto en la agricultura como en la ganadería

Asaja hace balance de un año “catastrófico” tanto en la agricultura como en la ganadería

ASAJA ha presentado el balance del sector agrario y ganadero a lo largo de 2017, un año que han calificado como “catastrófico para el campo de Castilla y León”.

Con el transcurso de los meses se han ido complicando diferentes campañas, hasta el punto que ASAJA valora las pérdidas en una estimación cercana a los 1.500 millones de euros, que “hunden al sector agrícola y ganadero y por extensión al medio rural, muy dependiente del sector primario, y que además tendrán una repercusión muy negativa en la economía global de la Comunidad Autónoma”, ha apuntado Donaciano Dujo, presidente de ASAJA de Castilla y León.

Como apuntamos, diferentes campañas se han repartido dichas pérdidas, las campañas que se vieron grandemente afectadas por las heladas -viñedos, frutas- en la primavera, la sequía, que ha golpeado tanto en secano como en regadío, como a la ganadería, al dejarla sin pastos e incrementar el gasto de manutención de los animales.

Las malas cosechas no se han traducido en un incremento de los precios de venta primarios, sino que “muchas veces en el límite o por debajo de costes de producción”, apuntó Dujo.

Dujo tuvo palabras duras para la industria, concretamente la de leche, “que paga peor a nuestros ganaderos que a los del resto de Europa cuando nuestro país es deficitario en leche. La industria láctea española está obsoleta y no es competitiva respecto a la de otros países europeos, y en lugar de hacer su reconversión quita ese dinero a nuestros ganaderos para suplir falta de eficiencia, algo que las administraciones no deberían permitir”. Las administraciones también se llevaron parte de los reproches de Dujo de las que dijo que “no han estado a la altura”, con préstamos “insuficientes” e “injustos” y sin ayudas directas “a las explotaciones más hundidas y a los jóvenes que empiezan”. “Y encima, han enturbiado aún más el ambiente, haciendo propaganda continua de las ayudas que, supuestamente, iban a dar al campo. Han puesto a la sociedad contra nosotros, y los agricultores y ganaderos se han sentido justamente ofendidos y estafados”.

Donaciano Dujo pidió a la Junta de Castilla y León “más hechos que promesas. Ya sabemos que va a llegar el 95 por ciento del anticipo de las ayudas PAC, como llega todos los años, y por cierto de fondos europeos. Si la Junta y el Ministerio quieren de verdad ayudar, que paguen también todo lo pendiente del Programa de Desarrollo Rural de los años 2016 y 2017, como ayudas a la incorporación, planes de mejora, montaña o agroambientales, ahí sí que cofinancian todos.”

Joaquín Antonio Pino, presidente de ASAJA-Ávila, subrayó la proliferación de fauna salvaje, principalmente en zonas de montaña: “de nada sirve sacrificar vacas si luego las enfermedades las transmiten los animales salvajes”. Además, reclamó la cooperación de todas las administraciones, europea, nacional y autonómica, para encarar el problema del control de fauna salvaje, y especialmente del lobo, especie que sigue ocasionando enormes problemas en el medio rural.

Finalmente, José Antonio Turrado, secretario regional, informó de que esta madrugada las nueve organizaciones provinciales de ASAJA presentaban sus candidaturas para concurrir el próximo 11 de febrero a las elecciones del campo. “Ilusión no nos falta, ni a los dirigentes, ni a los trabajadores, y la transmitiremos a nuestros socios, simpatizantes y votantes, porque es muy importante lograr una alta participación. El objetivo de ASAJA es ganar con una amplia mayoría, y que se traduzca en las urnas lo que somos en realidad: la organización con más socios, que representa a la mayoría de los agricultores y ganaderos de Castilla y León”.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )