CCOO sobre la hostelería en Ávila: “la patronal ya no nos sirve como interlocutor”

CCOO sobre la hostelería en Ávila: “la patronal ya no nos sirve como interlocutor”

‘La cara B de la hostelería’. Así se titula el estudio elaborado por el sindicato Comisiones Obreras sobre la situación del sector en Ávila y en Castilla y León. Se trata de un informe efectuado a partir de los datos extraídos de las opiniones recogidas fundamentalmente en el propio sector.

Ávila, en concreto, se encuentra a la cola laboral, con el convenio de hostelería más bajo de toda la región, llegando a ser, probablemente, uno de los más bajos a nivel nacional, con unos sueldos  con una diferencia de 5.518 € menos que en León, donde tienen el salario en unos 18.000 € anuales.

A partir de enero comienza la negociación del convenio colectivo que hay que acordar este año, y la propuesta que va a llevar CCOO a la mesa de negociación es de 55 €/mes más, para, al menos, llegar a los 1.000 €. Y es que “a este paso el salario mínimo interprofesional va a pasar al convenio colectivo”.

La otra propuesta del sindicato es el control de los horarios de los trabajadores. Para ello apuestan por “relojes para fichar en todos los centros de trabajo”, para lo que buscarían la ayuda de la Junta de Castilla y León. Para regular las prolongaciones de jornadas laborales y facilitar las inspecciones laborales.

“El turismo es uno de los puntos fuertes de Castilla y León. Genera 31 millones de euros a la semana. Este dinero tiene que revertirse también al sector y a sus trabajadores”, apuntó Luis Sáez, responsable de acción sindical de Comisiones Obreras en Valladolid.

Sáez ha señalado que, para lograr corregir esta situación, es necesaria la participación de los trabajadores: “queremos que denuncien los fraudes que se están cometiendo. Si vienen al sindicato, nosotros denunciaremos de forma anónima por ellos”.

El informe ha tomado como base que cada trabajador del sector (3.721 en el régimen de la Seguridad Social) realiza al cabo del día media hora de más de la estipulada en su jornada laboral, circunstancia que según los responsables de CCOO se queda corta. Los cálculos establecen que, al año, se realizan en Ávila 535.824 horas extra que “seguramente ni se cotizan ni se pagan a los trabajadores”. Una cantidad de trabajo que generaría 299 empleos a jornada completa en la provincia y que supone un ahorro en salarios de 3,8 millones de euros para los empresarios del sector, así como una pérdida de ingresos para las arcas de la Seguridad Social que el sindicato estima en 1,3 millones. Si además se tienen en cuenta las aportaciones que el trabajador no realiza por estos motivos (IRPF, Seguridad Social, Fondo de Garantía Social), el fraude ascendería hasta los 5.578.307 euros.

 

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )