Cuéntame un tapiz, dime que tengo un tesoro

Cuéntame un tapiz, dime que tengo un tesoro

Margarita García Calvo, Doctora en Historia del Arte, desgranó anoche en el Episcopio uno de los tapices de la colección que el Ayuntamiento adquirió entre los bienes del palacio de Superunda, a finales de los años 60, a la muerte del pintor Guido Caprotti.

El tapiz objeto del análisis de esta experta en tapices, una de las mayores especialistas del mundo en este tipo de obras de arte, fue el denominado “Vida de Moisés”, único tapiz conservado de la que probablemente fuera una colección corta de tapices.

Los tapices eran obras de arte tejidas en talleres a partir de pinturas, hechos normalmente por encargo, entre los siglos XVI y XVII, fundamentalmente en Flandes. La penetración que tuvieron en España fue grande, ya que las actividades comerciales de este territorio centroeuropeo perteneciente al Imperio de los Austrias, a través de la nobleza de la época, fue de gran valor, ya que estos nobles pasaban destinados en misiones, primero militares y después diplomáticas, largos periodos de tiempo.

Esta colección tiene de particular el hecho de que sea una colección civil, ya que los tapices que han llegado a nuestros días pertenecen mayoritariamente al Estado y a la Iglesia, curiosamente, muchos de ellos con temas profanos. En este tapiz aparecen cuatro pasajes de la Vida de Moisés y está fechado entre 1530 y 1550 y se sospecha que fuera elaborado en Bruselas.

Los tapices eran productos de lujo, y en su día alcanzaron precios muy superiores a los de obras maestras de la pintura, e incluso varios pintores de renombre mundial pintaron obras para la elaboración de estos.

La charla estuvo prologada por el escritor y periodista José Pulido, que comparaba este tipo de obras en su guión de elaboración con una especie de cómics de la época entregados por fascículos, una especie de narrativa en imágenes, y por el poeta José María Muñoz Quirós, que también aportó su visión del tapiz en cuestión, una especie de traducción entre el tapiz en cuestión y la poesía.

Para hablar de Moisés también participó la filósofa y antropóloga Mª Ángeles Valencia García.

Margarita García Calvo reclamó para el arte de los tapices de Ávila una nueva puesta en valor, como la que ya se está produciendo en otros lugares, mediante exposiciones y jornadas en torno a estas piezas de valor incalculable, de las que en Ávila tenemos 14, 14 joyas. Un inapreciado tesoro.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )