El derribo de la vieja estación de autobuses está justificado

El derribo de la vieja estación de autobuses está justificado

El derribo de la vieja estación de autobuses está justificado por el mal estado de conservación del edificio y no supone limitar el debate sobre el espacio de esta zona de la ciudad

Por parte del Ayuntamiento no se ha hecho esperar la contestación a la nota de prensa del Grupo Municipal de IU sobre el derribo del edificio de la vieja Estación de Autobuses de Ávila, el Gobierno Municipal quiere manifestar que desde el año 2014, con la construcción de la nueva Estación de Autobuses de Ávila, la antigua estación queda sin uso, permaneciendo cerrada, sin mantenimiento alguno y en estado de abandono.

A fecha de hoy, el edificio ha dejado lógicamente de cumplir con su función de estación de autobuses y presenta una situación de progresivo deterioro. Se trata de un edificio que no es de propiedad municipal, sino que pertenece a la Junta de Castilla y León, puesto que únicamente es del Ayuntamiento el suelo en el que está construida.

La falta de recursos para su mantenimiento y/o rehabilitación y puesta en valor hace recomendable proceder a la demolición de la edificación y liberar y acondicionar el espacio que ocupa. El derribo por valor de 200.000 €, son financiados íntegramente por la Junta de Castilla y León.

El derribo del edificio en ningún caso supone limitar el futuro de este espacio de Ávila. Porque este debate no se usurpa. Y es que, independientemente de la concepción que se tenga sobre las posibilidades de recuperación o de reutilización de infraestructuras, es muy difícil, dado el tipo de construcción, así como el grado de deterioro del mismo, que limitaría mucho el aprovechamiento del edificio.

Sin olvidar que es un edifico que no cumple con el código técnico de la edificación, ni la normativa sectorial en materia de accesibilidad, ambiental, ruido y prevención de incendios, entre otras, ni cuenta con dotaciones bastantes para uso público por su antigüedad y destino.

El Gobierno Municipal considera que la racionalidad en el destino de los recursos debe compadecerse con inversiones modernas, funcionales y necesarias y ello pasa por desterrar infraestructuras obsoletas y en un estado de deterioro evidente para habilitar inversiones ambiciosas, modernas y de futuro.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )