Dos informes solicitados por la Junta instan a una Declaración de Impacto Medioambiental desfavorable para la mina de la Sierra de Ávila

Dos informes solicitados por la Junta instan a una Declaración de Impacto Medioambiental desfavorable para la mina de la Sierra de Ávila

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, ha hecho una comparecencia sorpresa antes de presentar el plan de rehabilitación del barrio de La Cacharra, para dar a conocer a los medios que los informes técnicos elaborados por el Servicio Territorial de Medio Ambiente son negativos en cuanto al desarrollo del proyecto minero denominado “Leito” se refiere. Dicho proyecto es el referido al que originó a primera de las plataformas “No a la Mina en la Sierra de Ávila” y afecta a las localidades de La Torre, Narrillos del Rebollar, Valdecasa y Sanchorreja.

Hernández Herrero ha anunciado “la inmediata convocatoria de la comisión territorial de medio ambiente y urbanismo”, tras despachar con la Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente y ser puesto al día de los resultados “desfavorables” del informe complementario solicitado a la Confederación Hidrográfica del Duero, en el que se ha analizado el impacto que tendrían las excavaciones en el curso natural y subterráneo de las aguas de la zona, cuyo resultado ha sido negativo, ya que sí afectarían a las aguas de la zona, “fundamentalmente las del arroyo Pinarejos y al término municipal de La Torre”.

De la misma manera se incorporará de oficio otro informe, este elaborado por el Servicio Territorial de Fomento, de carácter urbanístico, también de carácter desfavorable, al tratarse de un suelo rústico de protección natural nº 1 que, conforme a las normas subsidiarias provinciales, es incompatible con la labor extractiva, siendo este “un uso no permitido, prohibido, incompatible, lo que convierte el informe en desfavorable”.

Estos dos informes desfavorables, aunque no vinculantes, provocarán una propuesta negativa en relación a la declaración de impacto ambiental de este proyecto de cara a la posterior deliberación de la comisión territorial de medio ambiente y urbanismo, “órgano colegiado, soberano e independiente”, ha recalcado Hernández Herrero, que se pronunciará al respecto y de manera definitiva a finales de este mes de abril, “aunque lo lógico es que se atienda a los criterios técnicos”. Esta comisión la componen 26 miembros y ellos serán los encargados de determinar el sentido de la declaración de impacto ambiental, que de ser negativo tendría como consecuencia el archivo definitivo del expediente Leito y la denegación del permiso de explotación.

José Francisco Hernández ha adelantado que el resto de expedientes se tratarán de la misma manera, con rigor y objetividad y ajustándose a la legalidad.

 

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )