Elena de Borbón inaugura la ampliación de Casta Arévalo

Elena de Borbón inaugura la ampliación de Casta Arévalo

La Infanta Elena de Borbón ha inaugurado esta mañana la ampliación del centro de Salud Mental que gestiona la empresa filial de DomusVi, Casta Salud, en Arévalo, en una visita a las nuevas instalaciones, que también ha contado con la presencia de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, el presidente de la Diputación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, el alcalde de Arévalo, Vidal Galicia y la consejera delegada de la empresa DomusVi, Josefina Fernández.

Alicia García ha elogiado la labor de Casta, destacando que “su labor contribuye a mejorar la calidad de la atención de las personas con discapacidad mental, al tiempo que genera empleo e inversion” y la filosofía de trabajo de la empresa “vinculada a la de la Junta de Castilla y León”. García ha ofrecido diversos datos acerca de la situación de la región al respecto de la necesidad de la existencia de estos centros multiservicio, ya que un 49% de los mayores de la región viven en el medio rural y con la existencia de este tipo de centros -337 en la región, 27 en la provincia de Ávila- se garantiza un “servicio de proximidad que permite a nuestro mayores seguir viviendo en su tierra, al tiempo que se fija población y se genera empleo y riqueza”. El sector de este tipo de residencias ha tenido un crecimiento del 27% en Castilla y León, un 58,5 del mismo en el medio rural, y emplea a 26.00o personas en torno a ellos, 2.500 en nuestra provincia.

El centro presta servicios en torno a salud mental, psicogeriatría y geriatría para adultos con patologías mentales que precisen tratamiento en régimen hospitalario, trastornos psicológicos con o sin deficiencia mental y con o sin patologías físicas, como trastornos psicóticos, alteraciones de la afectividad o del estado de ánimo, trastornos de la alimentación, neurosis, demencias… y contaba con 300 plazas, a las que hay que sumar 200 más como consecuencia de esta ampliación, distribuidas en las cuatro plantas del nuevo edificio, que tiene una extensión superior a los 9.000 m², distribuidas entre habitaciones y espacios para consultorio médico y rehabilitación.

El centro fue inaugurado en el año 1958 por las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, bajo el nombre de Hospital Psiquiátrico de Villablanca, que ellas mismas gestionaron hasta los años 90 en que se vieron obligadas a venderlo ante la disminución del número de religiosas de la congregación -llegaron a ser 40-, lo que hacía el hospital inviable económicamente para ellas. Permanecieron en el Hospital como voluntarias tras la venta a Casta Salud hasta marzo de 2011, fecha en que las 12 últimas monjas abandonaron el Centro, en el que se encargaban de atender a los enfermos más graves.

El Grupo Municipal de la Candidatura Unitaria de Izquierdas del Ayuntamiento de Arévalo declinó participar en esta inauguración como denuncia a la “falta de seguridad en el centro, de la que es muestra los hechos acaecidos el pasado diciembre”, en relación a un motín de residentes que precisó la intervención de la Guardia Civil, Policía Local y 112 y a las “vejaciones, insultos, tocamientos e insinuaciones que tienen que soportar las trabajadoras del centro provenientes de algunos pacientes” y a las que, según CUI, la empresa gestora no ha puesto freno.

 

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (1 )