Inauguración del Plan Director de Convivencia para el curso 2017-18

Inauguración del Plan Director de Convivencia para el curso 2017-18

El Plan Director de Convivencia es un convenio entre el Ministerio del Interior y el Ministerio de Educación -a través de la Junta de Castilla y León-, que se desarrolla en cuantos centros quieran acogerse voluntariamente a dicho Plan, solicitándolo a través de las AMPAS o de la Dirección de los Centros.

La Subdelegada del Gobierno, Mª Ángeles Ortega, ha explicado en grandes líneas en qué consiste el Plan Director, recurso que llevan a cabo Policía Nacional y Guardia Civil y que consiste en una serie de actividades y charlas con los alumnos de los centros, dirigidas especialmente a la prevención de la violencia de género, el consumo de sustancias y los delitos a través de redes sociales, en el que ha puesto como ejemplo la invasión de la privacidad en el caso de menores que desaparecen, como ha ocurrido recientemente en nuestra ciudad, puesto que en estos casos tienen que ser los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado quienes pidan la colaboración ciudadana con el fin de que se preserve la intimidad del menor.

José Francisco Hernández Herrero, Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, ha definido este Plan como “fundamental para la comunidad educativa”, y ha cifrado en 7.500 los alumnos a los que alcanza, divididos en 36 centros en el ámbito rural y 17 centros en Ávila capital.

Ha remarcado que las aulas de la región son las más seguras de España y que únicamente, en todo el mundo, Holanda y Corea del Sur presentan mejores cifrasque Castilla y León en cuanto a la ausencia de violencia, destacando el programa PAR -parar la agresión; ayudar a la víctima; reeducar al agresor-, como la manera de facilitar a los jóvenes los conocimientos para ser capaces de solicitar ayuda en caso de necesitarla.

El Director Provincial de Educación ha confirmado que, del Plan Director concluido correspondiente al curso 2016-17, hay 2 casos confirmados de acoso escolar y 5 más investigándose. El protocolo a seguir en estos casos pasa por la comunicación del problema por parte del tutor al equipo directivo del centro ,para que lleven a cabo un seguimiento del día a día a fin de confirmar la situación en que se encuentra el alumno y tomar las medidas disciplianarias correspondientes, y, a su vez, la dirección del centro ha de comunicarlo a la inspección educativa para que lleve el seguimiento del caso.

La última medida a la que se puede recurrir es la denuncia ante los juzgados, circunstancia que, cuando se produc, es casi siempre a requerimiento de los padres del alumno que sufre bullying.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )