Izquierda Unida propone un cambio consensuado del callejero a partir de la Ley de Memoria Histórica

La formación de izquierdas reclama un proceso “reflexivo” ante una decisión “que no puede ser precipitada. Estamos hablando de un cambio de denominación de calles que afectará a muchos vecinos, que debe trascender a esta legislatura y que por tanto tiene que ser consensuado y compartido. No podemos hacer cambios para cuatro días”

De la mano de un Comité de Expertos y con el objetivo final de lograr un resultado reflexivo, consensuado y perdurable en el tiempo más allá de la presente legislatura. Es el marco de trabajo y la propuesta que el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha lanzado en la Comisión de Presidencia, “inicialmente bien acogida por todas las fuerzas políticas”, ante el inicio del debate del cambio de denominación de calles para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. “Estamos ante una decisión que va a afectar a muchos vecinos y no podemos hacer cambios precipitados, irreflexivos y carentes de consenso” señala Henar Alonso, concejala de Izquierda Unida de Ávila y que confía en que la propuesta lanzada salga adelante.

“No conviene apresurarnos a poner nombres de circunstancias a las calles”. Advertencia que lanza ante la propuesta que llegaba a la pasada Comisión de Presidencia con el debate del Catálogo, primer paso para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, y en el que se planteaban acciones como la eliminación de las denominaciones de ‘batalla’ –de Calle Batalla de Teruel a Calle de Teruel- del callejero o en el que existían errores que afectaban tanto personajes como Capitán Peñas o Capitán Méndez Vigo como al verdadero significado de las denominaciones ‘Sargento Provisional’ o ‘Milicias’. Errores fruto de la “precipitación” ocasionada por la demanda interpuesta en su momento desde Izquierda Unida y los Foros por la Memoria de Ávila y del Valle del Tiétar o el contencioso administrativo que estaba planteando Eduardo Ranz, abogado especializado en Memoria Histórica.

Advierte el grupo municipal de Izquierda Unida que este proceso de cambio no debe significar, en ningún caso, eliminar del callejero ni de la historia la Guerra Civil sino, como bien recoge la Ley de Memoria Histórica, que “nadie pueda sentirse ofendido y que todos podamos sentirnos reconocidos en la denominación de calles que van a trascender varias generaciones que ya ni siquiera tienen por qué conocer la Guerra Civil más allá de los libros de historia. Es por ello que pueden tener cabida algunos nombres y denominaciones, siempre dentro de un entorno que sea respetuoso con la Memoria Histórica que puede conseguirse añadiendo placas informativas que expliquen la referencia histórica”.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )