La comisión de medio ambiente dice NO a la mina en la Sierra de Ávila

La comisión de medio ambiente dice NO a la mina en la Sierra de Ávila

La comisión de medio ambiente y urbanismo que se ha reunido esta mañana en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila ha declarado por unanimidad la declarción de impacto ambiental como negativa, tal y como parecía deducirse de las declaraciones de principios de mes del propio delegado territorial tras conocerse el dictamen negativo de los informes técnicos elaborados por el Servicio Territorial de Medio Ambiente, el Servicio Territorial de Fomento y la Confederación Hidrográfica del Duero.

La plataforma “No a la Mina en la Sierra de Ávila” creada en septiembre de 2016 tras la salida a la luz del proyecto minero Leito, que afectaba a varios términos municipales de la Sierra, principalmente a Sanchorreja ha celebrado hoy esta decisión que anula cualquier acción referente a este proyecto minero, aunque se muestran cautelosos “por si deciden recurrir” y por otros proyectos que están latentes en la misma zona, y aunque creen que esta resolución podría desanimar el inicio de nuevos intentos también entienden que “la codicia es muy mala”.

Lo que para esta plataforma era obvio desde el comienzo de sus reivindicaciones ha tardado 18 meses en verse reconocido por la administración, con la que se sienten “decepcionados”, por las “trabas” que se han encontrado durante este periodo sobre todo a la hora de poder acceder a documentación clave para tirar abajo el proyecto Leito, como un “primer informe acerca de los tramos fluviales que estamos esperando todavía o el informe económico del proyecto”. Incluso tras haber sido invitados a la comisión, finalmente han tenido que esperar el resultado en una sala adyacente. A la conclusión de la comisión han sido atendidos por el delegado territorial, quien les ha trasladado el resultado de la votación.

La unión entre la gente de todos los municipios afectados y vecinos, que, en cierta forma también se verían afectados, junto al hecho de haber sido insistentes y vehementes en sus reclamaciones, ha llevado a buen término las reivindicaciones de estos pueblos frente a intereses de empresas opacas cuyos intereses aún después de todo este tiempo permanecen ocultos. Además, la aparición de otros dos proyectos de similares características ha permitido la formación de un grupo más fuerte y numeroso que han defendido cada una de las reclamaciones como si fuera propia, triplicando la fuerza de cada una de las plataformas, convencidos de la importancia de lo que estaban haciendo, dentro de una provincia muy poco acostumbrada a protestar. Tanto la de Sierra de Yemas como la de Valle del Corneja se mostraban hoy muy satisfechas por el resultado obtenido por la plataforma, tal y como han manifestado sus portavoces.

Tras las camisetas amarillas que hace año y medio comenzaron a defender el entorno natural de la Sierra de Ávila no sólamente están las personas que han acudido a manifestaciones. Están, como comentan desde la plataforma todos los habitantes de la mayoría de los pueblos de la zona, incluidos abuelos de más de 90 años que han participado en alguna de las acciones de la plataforma, pero que, evidentemente, no pueden llevar el ritmo de los demás o no tienen espíritu para manifestarse, respaldando aun sin estar presentes a los más activos, “que ni somos pocos ni somos tontos”.

 

 

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )