La Plataforma Antipeaje se opone al peaje selectivo

La Plataforma contra el peaje en la AP-6 nos remite un comunicado en el que lamentan que se esté dando los primeros pasos para aportar soluciones al peaje de la AP-1 mientras que el peaje de la AP 6 sigue en standby y los tiempos para el vencimiento de la concesión se acortan.

Y es que el pasado lunes tuvo lugar una nueva reunión entre la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Fomento para abordar la solución a la grave siniestralidad que tiene lugar en ambos tramos de la A1 y la A6; ambas carreteras nacionales cuentan con dos autopistas de peaje discurriendo de forma paralela y que “se encuentran infrautilizadas, mientras que las carreteras convencionales se saturan, habiéndose cobrado ya esta saturación numerosas vidas y heridos graves a causa de accidentes de tráfico y atropellos”.

La solución que ambas administraciones públicas proponen pasa por desviar únicamente el tráfico pesado por las autopistas, obligando a los camiones a pagar, pero subvencionando la mayor parte del coste del peaje a las concesionarias con dinero procedente de las arcas públicas. “Esta propuesta puede ser satisfactoria para el caso de la N-I en Burgos (ya que Fomento ha anunciado que no va a volver a prorrogar la concesión de la autopista AP1, la cual finaliza en noviembre del año que viene), pero no tiene ningún sentido en el caso de la N-VI en San Rafael, principalmente por dos motivos:

Primero que, a diferencia del caso de la AP-1, la concesión de la autopista AP-6 fue prorrogada en 1999 y ésta no finaliza hasta una fecha aún indeterminada pero que ronda el año 2030. Dicha prórroga fue condenada por el TJUE en 2010 y el Gobierno no ha ejecutado dicha sentencia en la forma debida, liberalizando la AP-6 cuando finalice la antigua concesión en enero de 2018″.

“Nos parece un atropello y un sinsentido que, existiendo una condena en firme sobre el peaje que ocasiona el problema en la travesía de San Rafael, el Ministerio y la Junta no quieran poner solución al mismo, no solo permitiendo a Abertis continuar con la explotación del peaje yendo en contra de dicha sentencia judicial, sino incrementando sus beneficios mediante la subvención con dinero público del peaje de todos los camiones que ahora discurren por la N-VI, los cuales son una media de 2.000 diarios”.

“En segundo lugar, las cifras del tráfico que soporta la N-VI en San Rafael, arrojan la evidencia de que desviar únicamente el tráfico pesado por la AP-6 no traería de ninguna manera la solución al problema. Según datos de la DGT, la travesía de San Rafael soporta una media de paso de 12.000 vehículos diarios, de los cuales sólo 2.000 son vehículos pesados, siendo el resto de tipo turismo. Es decir, que con la medida que están proponiendo desde Fomento seguirían pasando unos 10.000 vehículos diarios por la travesía de San Rafael. De hecho, el último accidente grave en la travesía el pasado miércoles 8 de noviembre se produjo por el atropello de una persona por un turismo en pleno paso de peatones”.

“Por todo ello, es evidente que la solución definitiva al tráfico que soporta San Rafael pasa por que el Gobierno acate y ejecute la sentencia del TJUE mediante un simple real decreto, elimine el peaje de la AP-6 y de esta manera la autopista ejerza de variante natural de la N-VI. El resto de medidas serán otro parche más que no dará ninguna solución definitiva a un problema que está matando poco a poco a esta localidad segoviana y a algunos de sus habitantes y veraneantes de forma literal. No queremos dilaciones infinitas ni parches, queremos justicia y soluciones definitivas”.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )