PBP Castilla y León considera el servicio provincial de Bomberos de tercera categoría

La Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León ha emitido un comunicado respecto a la situación de la provincia en materia de extinción de incendios, arremetiendo contra el convenioentre el Ayuntamiento de Ávila y la Diputación Provincial.

En dicho escrito se quejan de, a su juicio, la irresponsabilidad que supone que los Bomberos tarden en llegar a determinadas poblaciones alrededor de una hora, ejemplificando con el incendio sufrido en un garaje en El Tiemblo la semana pasada, lo que supone que finalmente sean los voluntarios de Protección Civil “asuman directamente las labores de extinción de un incendio estructural” hasta la llegada de Bomberos, “sin la dirección, organización y el control de un Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Profesional”.

En opinión de este grupo “todo ello contraviene lo expresado en la Ley de Protección Ciudadana de Castilla y León”, ya que este tipo de intervenciones requiere “el uso de varios Equipos de Proteccion Individual (EPI) de categoría III (protegen contra los riesgos mortales o que pueden dañar la salud de forma grave e irreversible)”.

Manifiestan en su comunicado que “no podemos entender como las administraciones consienten que se ponga en riesgo la vida de los colaboradores para la extinción de incendios, asumiendo funciones que no son de su competencia”.

Su explicación de la situación actual pasa porque “el Ayuntamiento de Ávila, tenía establecido hasta el año pasado un acuerdo por el cual habría un mínimo de 7 bomberos presentes en el parque. Esta asociación tiene conocimiento de que muchas veces este mínimo, no se respeta, dejando desprotegida a la población, tanto de la provincia a la que atiende por el convenio mencionado, como a la ciudad de Ávila, ya que en muchas ocasiones salen tres efectivos a la provincia, dejando otros 3 o incluso menos en el parque de bomberos de Ávila. De esta situación, no solo tienen conocimiento los responsables políticos del ayuntamiento de Ávila, sino que además manifiestan que es más que suficiente la presencia de solamente 3 efectivos en el Parque”.

“En todos los Trabajos con riesgos especialmente graves, se ha de prever un plan de rescate y el número de miembros del equipo de rescate ha de ser equivalente al de los del primer equipo de
intervinientes. El equipo mínimo, en Bomberos es de 2 (binomio) Así que apurando mucho, ya que desde luego no seria ni de lejos la dotación óptima, la dotación mínima en un incendio estructural, habría de ser para cumplir con Ley y con la lógica, de al menos 4 bomberos”.

Volviendo al incendio de El Tiemblo, indican que “los Bomberos Profesionales del Ayuntamiento de Avila, salieron en atención al requerimiento de los responsables de la AVPC el Tiemblo, para valorar la situación del lugar del siniestro, recibiendo la orden de su jefe en funciones de regresar al Parque cuando estaban de camino”.

Para Bomberos de Castilla y León, “el alcalde de El Tiemblo, Rubén Rodríguez Lucas, ha de exigir la presencia de bomberos profesionales de Ávila ante el claro incumplimiento de la obligación de prestación de servicio que la Diputación Provincial tiene y para la cual abona cada año el importe convenido al Ayuntamiento de Ávila”.

Las competencias de la Diputación son las de tener un servicio Publico y Profesional de bomberos, los voluntarios son solo un complemento a los Servicios Profesionales, pero que nunca pueden sustituirlos (ley del voluntariado de Castilla y León), si encima no exige lo que paga…

Como conclusión afirman que “la Diputacion de Ávila considera a sus administrados ciudadanos de 3ª categoría”.

 

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )