El PP de Lanzahíta critica la dejadez del alcalde por el estado del azud de la presa

El PP de Lanzahíta critica la dejadez del alcalde por el estado del azud de la presa

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Lanzahíta ha acusado al actual regidor municipal, Pedro Sierra, de dejadez de funciones y falta de interés ante los problemas de la localidad, especialmente ante situaciones que se producen que afectan a servicios básicos, como el suministro de agua, con la falta de limpieza y acumulación de suciedad del azud de la presa que abastece a la población.

La portavoz de esta formación, Isabel Vázquez Palomo, ha indicado que el azud, así como todas las fuentes del municipio, se limpiaban anteriormente cada dos años, con el objetivo de mantener el buen estado de las conducciones y de las infraestructuras que dan servicio a los habitantes de Lanzahíta.

Sin embargo, desde la entrada en el Ayuntamiento del alcalde actual, hace seis años –primero, bajo las siglas de PCAL y, ahora, con las de Ciudadanos- esta limpieza no ha llegado a realizarse, ha denunciado el Grupo Popular, que ha señalado que la última actuación de estas características podría haberse realizado en 2008.

Isabel Vázquez Palomo ha recordado que, ya en 2015, el Grupo Popular en el Ayuntamiento se interesó por el estado en el que se encontraba el azud de la presa, presentando una pregunta al pleno celebrado en octubre de ese año. Entonces, se respondió que estaba previsto proceder a la “limpieza periódica del azud de cola de la presa de abastecimiento”, coincidiendo con el final de la temporada de verano” y con el fin de “evitar la entrada de lodos y arrastres de tierra” en el vaso de la presa.

Esos trabajos estaban pendientes, según se comunicó, de la pertinente autorización de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Lanzahíta ha indicado que, en el caso de que la CHT no hubiera respondido desde 2015 a la supuesta autorización de limpieza solicitada, es deber del alcalde del municipio y de su equipo de Gobierno interesarse por el estado de las cuestiones que atañen a la localidad, especialmente si están relacionadas con un recurso fundamental como es el agua de consumo humano.

 “Los vecinos de Lanzahíta tienen que estar aguantando el olor, color y sabor del agua” que sale por los grifos de sus casas y establecimientos, mientras el azud continúa enlodado y el alcalde no se preocupa por ello”, ha remarcado Isabel Vázquez.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )