¿Es el primitivo Halloween una tradición castellana?

¿Es el primitivo Halloween una tradición castellana?

Desde hace unos años viene ganando terreno la celebración importada de Estados Unidos de Halloween, pero ¿de dónde proviene Halloween?

Halloween proviene de la celebración celta del “Samain o Samhain”; la mayor parte de la península se componía de territorios celtas, parte de ellos lugares como Soria o Galicia. Las tradiciones celtas fueron sustituidas por las de las civilizaciones que fueron ocupando a través de los tiempos los que fueran sus territorios. Las islas británicas son el último reducto de esta cultura, en concreto, las raíces irlandesas provienen del pueblo celta. Cuando los irlandeses llegaron a Norteamérica llevaron consigo sus tradiciones, entre ellas lo que siglos atrás fue el Samain. La cultura comercial hizo el resto a partir de ahí, ayudado también por el cine, convirtiendo Helloween primero en una fiesta del terror y mas tarde en un vulgar carnaval en el que triunfa Disney. Las nuevas civilizaciones continúan depredando.

“Samain” comenzaba la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre y estaba asociada al invierno o estación oscura y al verdadero comienzo del año, porque inauguraba el tiempo en que la noche predominaba. También indicaba el final de la temporada de cosecha.

Etimológicamente se refiere al fin del verano o el inicio de un nuevo año, no perteneciendo ese día ni al anterior ni al nuevo año y por ello asociado a “otro mundo”, a la conexión entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos: pensaban que los espíritus de los muertos podían cruzar al mundo de los vivos ese día.

De la creencia de esta conexión nace honrar a los familiares y ancestros fallecidos y se ahuyentar a los espíritus dañinos que podían saltar al mundo de los vivos.

Era la fecha más importante de todos los acontecimientos míticos o épicos y se celebraba el dominio del mundo por los dioses, los héroes y los difuntos: el fin del verano traía irremediablemente el fin de las contiendas y en este periodo los guerreros regresaban a casa desde su salida en primavera, que era cuando partían para combatir en diferentes batallas. Para celebrar la vuelta de estos “grandes guerreros” se convocaba una gran reunión y una gran fiesta, bajo la luz poderosa de la luna llena. Era el momento del retorno cuando, la comunidad al completo, asumía las bajas de todos los guerreros caídos en batalla, los cuales eran recordados y homenajeados.

En la fiesta se formaban asambleas que dictaban leyes con carácter anual y el encuentro se cerraba con un gran banquete que servía para clausurar la temporada bélica. Los sacerdotes dirigían el festín en base a las normas tradicionales, se encargaban de los sacrificios y de las ceremonias religiosas, mientras los guerreros participaban del festín y el resto de la gente disfrutaba de la fiesta, en la que las jóvenes escogían un marido entre los mejores guerreros.

También era tradición vaciar nabos, calabazas o berenjenas y colocar velas en su interior para ahuyentar a los malos espíritus de las casas. Algunas de estas tradiciones continúan hoy en día de diversas formas en pueblos castellanos, aunque la evolución americana de las calabazas decoradas es la imagen actual más reconocible de aquel rito.

Cuando el Cristianismo llega a los pueblos celtas, la tradición del Samain no desaparece, pese a los esfuerzos realizados por la Iglesia Católica para eliminar supersticiones paganas que pudieran entroncar con el satanismo o culto al diablo, transformando la honra a los difuntos en un culto religioso en vez de una fiesta. En el calendario gregoriano, el 1 de noviembre pasó a ser el día de Todos los Santos; el Samain, que era la víspera de Todos los Santos, pasó a denominarse All-Hallows Eve y, actualmente, por contracción lingüística de la expresión, Halloween; y por su parte, el Día de Todos los Difuntos o Día de Todas las Almas pasó a ser el 2 de noviembre. Las tres celebraciones juntas, “Eve of All Saints”, “Day of All Saints”, and “Day of All Souls”, se denominan en la tradición irlandesa Hallowmas.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )