El Real Ávila destituye a César Jiménez

El Real Ávila destituye a César Jiménez

El Real Ávila ha emitido esta noche un comunicado en el que informa la decisión de la entidad de rescindir el contrato de César Jiménez como entrenador del primer equipo.

El club concluye el escueto comunicado sin especificar las causas de la rescisión, al tiempo que le agradece su “dedicación y trabajo desde el primer día” y le desea suerte de cara al futuro.

Las reacciones en redes sociales por parte de los aficionados son de sorpresa, hasta el punto de que algunos han llegado a recordar al club que los Santos Inocentes eran el pasado miércoles. Entre los comentarios a la destitución se repiten mensajes de “error” o recuerdan que al entrenador de la temporada pasada no se le midió con el mismo rasero. Otros culpan a los jugadores de no haber hecho todo lo posible y tener cierta responsabilidad en lo acontecido.

César Jiménez abandona el banquillo del Real Ávila habiendo completado la primera vuelta de la temporada con dos rachas bien diferenciadas. El comienzo de temporada fue fulgurante, incluida una larga racha de 7 victorias consecutivas, que le llevaron incluso a liderar la categoría, permaneciendo invicto hasta la 13ª jornada, en la que el equipo salió goleado del Ruta de la Plata de Zamora. Incluso se tuvo una participación notable en Copa en la que, en el partido de vuelta frente al Burgos, el equipo, pese al buen juego y estar a punto de voltear la eliminatoria, cayó finalmente eliminado tras empatar en casa, recordemos, frente a un equipo de 2ª B. 5 empates consecutivos y la derrota del pasado sábado ante Unionistas en Las Pistas del Helmántico, dejaban al club encarnado en quinta posición de la clasificación, a 4 puntos del playoff y a 4 puntos del 6º clasificado.

A priori, muchos lo hubieran firmado antes del comienzo del ejercicio. Quizás después de la jornada 12 ni en sueños. Lo cierto es que parece haber pesado más el largo invierno de noviembre y diciembre sin victorias, que el otoño en el que fueron cayendo los puntos a la cuenta abulense al mismo tiempo que caían las hojas de las copas de los árboles.

Al Real Ávila le toca pedir un nuevo entrenador a los Reyes Magos, que tienen en esto un envite importante para tratar de convencer a una parroquia que había sintonizado con César Jiménez en muchos aspectos. El 7 de enero viaja a Aranda de Duero y necesita reaccionar para no terminar de dilapidar toda la ventaja de aquel otoño que ahora nos parece tan lejano.

 

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )