El Real Ávila mejor que el Burgos, pero queda eliminado

El Real Ávila mejor que el Burgos, pero queda eliminado

Partido de vuelta de la Copa Federación en el estadio Adolfo Suárez entre el Real Ávila y el Burgos C. F., tras la disputa del primer partido en El Plantío la semana pasada con un resultado de 2 a 1 favorable a los burgaleses. 3/4 partes de tribuna de manera progresiva.

Las posibilidades que ofrecía este resultado a ambos equipos eran lo suficientemente abiertas para presenciar un buen partido, como así resultó ser.

Los equipos plasmaron sobre el césped el ánimo de sus respectivos entrenadores, a tenor de lo que posteriormente comentaron en rueda de prensa. Un Real Ávila calmado, tranquilo, sabiendo qué es lo que quería y necesitaba del partido, y un Burgos cauteloso y con un punto apático. Los visitantes planteaban el partido de una manera práctica, con muchos no habituales e incluso juveniles, y los locales, sabedores de que un gol les ponía en la siguiente ronda si conseguían mantener su portería inmaculada, cedían el mando de inicio defendiéndose ordenadamente y sin arriesgar en las salidas. El Burgos parecía conformarse con esto y tampoco creaba peligro.

En el minuto 14 Rober puso a prueba al portero visitante, y poco después teníamos “la de Julen”, que entregaba el balón franco a la delantera visitante que no aprovechó la circunstancia. El Real Ávila se fue haciendo poco a poco con la iniciativa, creando un par de buenas ocasiones y la sensación de que el gol podía caer en cualquier momento, hasta que a falta de cinco minutos para el descanso el colegiado señala penalti a favor del equipo abulense. Todo parecía a salí a pedir de boca, pero el penalti lanzado por Isma se fue al exterior del palo izquierdo con el portero volando en dirección contraria… El jarro de agua fría no afectó al equipo, a la postre una de las mejores conclusiones que se pueden extraer, y a la salida de un córner, Mamadou ponía en ventaja al Real Ávila con un disparo muy ceñido al palo izquierdo, imposible de atajar para Diego.

La segunda mitad comenzó con el mismo guión, con el Burgos al mando, pero esta vez con la sensación de haber aumentado levemente las revoluciones del juego. Sin embargo, el Real Ávila no sufría y se permitía alegrías de vez en cuando hasta que, poco a poco, conseguía diluir el anodino dominio visitante. La entrada de Domènech y de Javi De Mesa daba más posibilidades de buscar huecos y disparos, pero la salida de Vila del campo restaba el peligro constante que representa un jugador de sus características. Parecían cambios adecuados los de César a la vista de las primeras piezas movidas por Patxi Salinas con el objetivo de presionar el juego hacia la mitad del campo defendida por el Real Ávila. El Burgos comenzaba a dar sensación de querer pelea y el Real Ávila no se iba a arrugar en ningún momento.

Los locales dieron un aviso en el 68, en una ocasión de Adrián Hernández y en el 70 lograron igualar el encuentro, muy por encima de sus méritos, mediante, eso sí, un buen remate de cabeza de Sergio Esteban colocado junto al palo derecho de la portería de Julen, que en ningún momento pudo evitar el gol.

Domènech, Rober y De Mesa se multiplicaron desde ese momento hasta el final del partido con poca fortuna en ocasiones y con un meritorio Diego García bajo los palos en otras. Incluso el larguero impidió el tanto del Real Ávila en las postrimerías del tiempo reglamentado.

El Burgos también pudo acabar llevándose el partido en el 87, pero Adrián Hernández no aprovechó el error de una zaga abulense que ejercía precipitadamente, más como émbolo del equipo que como defensa propiamente dicha.

De Mesa levantó al publico de la tribuna en una carrera imposible a un balón en profundidad, larguísimo, al que consiguió salvar de morir en la línea de fondo, pero al que no pudo dar provecho ninguno salvo esa, y no es poco, demostración de que este equipo está dispuesto a dejarse todo hasta el último minuto, y eso la grada lo lleva viendo desde que comenzó la temporada.

Todavía tuvieron los encarnados una enorme oportunidad en el añadido, de estas en las que el balón se mueve como una bola en una máquina de petacos, entre las piernas de los jugadores sin que ninguno sepa hacia donde va a salir el rebote, acabando en las manos de Diego García.

Real Avila: Julen, Garri, Josito, Mamadou, Piscu, Jota, Raúl, Roa (78′ Javi De Mesa), Vila (53′ Domènech), Isma y Rober
Burgos C. F.: Diego García, Sergio Esteban, Pablo del Álamo, Campos (59′ Youssef), Ayoze, Cusi, Blázquez, Brian (51′ Jagoba), Xabi, Carlos Álvarez (51′ Adrián Hernández) y Manzano
Árbitro: Holgueras Castellanos, amonestó a los locales Mamadou, Roa y Rober y a los burgaleses Diego García, Pablo del Álamo, Xabi, Jagoba, Youssef

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )