Una nueva lobada se cobra un ternero en Tornadizos

La Alianza UPA-COAG ha denunciado un nuevo ataque de lobos en Tornadizos de Ávila en el que un ternero ha sido devorado en el campo, tansolo tres días después de que esta organización se reuniera con el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, al que se le solicitaron medidas ante el aumento de ataques de lobo al ganado en los cuatro primeros meses del año, lo que a juicio de UPA-COAG está sucediendo como consecuencia de “la expansión descontrolada de esta especie, que está provocando daños económicos cuantiosos entre la cabaña ganadera extensiva de nuestra región”.

Son especialmente significativos los datos de Ávila y Segovia, donde “la presión a los ganaderos es extrema”, y propusieron como ejemplo los cerca de 600 ataques en nuestra provincia en los primeros cuatro meses del año. “El enorme incremento de la población de lobos en los últimos años, tanto al norte como al sur del Duero, debe hacer recapacitar a los responsables políticos de esta comunidad autónoma, de nuestro país e incluso de Europa. Y es que lejos de una gestión adecuada la especie se está multiplicando a ritmo vertiginoso hasta el punto de hacer imposible la viabilidad económica de miles de explotaciones ganaderas en zonas de montaña y sierra de la región”.

La evolución de lobadas en los últimos ejercicios refleja la expansión en Castilla y León, con 1.463 ataques en el año 2015 y 1.882 en el año 2016 y más de 2.000 en 2017.” Según nuestras estimaciones, al ritmo de incidencias que ha habido en el primer trimestre de 2018, a finales de año estaríamos ante unas cifras jamás conocidas en nuestra región”.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )